Abuso Sexual

Mujeres provee apoyo gratuito para sobrevivientes adultos de violencia sexual durante cualquier etapa de su recuperación. Las trabajadoras también proveen servicios para familiares de sobrevivientes, como los padres de niños que han sido abusados sexualmente y las parejas de la/el cliente. La meta de estos servicios es asegurar que sobrevivientes de todas formas de violencia sexual reciban el apoyo necesario y asegurarles que no están solos. El Programa de Asalto Sexual ofrece consejería, en forma individual o en grupo, así como asesoría médica y legal, educación comunitaria, entrenamiento profesional y terapia.

El asalto sexual es cualquier tipo de actividad sexual en el cual no hay consentimiento. El asalto sexual puede ser verbal, visual o cualquier cosa que obliga a una persona a participar en contacto sexual o atención sexual no deseada. El asalto sexual puede tomar muchas formas, incluyendo toques inapropiados; penetración vaginal, anal u oral; la violación; y el abuso sexual de menores. Personas que han sido sometidos al acoso sexual también pueden recibir servicios del Programa de Abuso Sexual.

Mujeres provee a sobrevivientes consejería individual de plazo corto, un grupo educacional de 15 semanas y un grupo de apoyo abierto. Sesiones de consejería ayudan a sobrevivientes reducir síntomas y ofrece una estabilidad. El grupo abierto ofrece a sobrevivientes oportunidades para compartir sus experiencias con otras sobrevivientes y establecer un sistema de apoyo. Una terapista también está disponible para trabajar para sobrevivientes cuales vidas han sido afectadas severamente por la violencia sexual que han vivido. La terapia puede ser de tiempo corto o tiempo largo y esto puede ser basado en la necesidad de los clientes.

Intervención de crisis de abuso sexual es disponible por medio de la linea de Chicago Rape Crisis al (888) 293-2080

Mujeres tiene contractos con 3 hospitales en el área- Mercy, San Antonio y Norwegian American. Cuando un/a paciente en uno de estos hospitales se identifica como haber sido asaltada/o sexualmente el hospital se comunica con Mujeres. Una asesora médica de Mujeres puede acompañar a la/el sobreviviente. La asesora explica los procesos médicos y legales a la sobreviviente.  La asesora también explica los derechos de la/el sobreviviente y sus opciones para asegurar que el tratamiento recibido es apropiado.

Mujeres también ayuda a sobrevivientes a trabajar con la policía y con el sistema judicial. La asesora legal puede acompañar a sobrevivientes a la estación de policía para llenar un reporte de policía y a la corte para audiencias. La asesora puede asistir a la sobreviviente a obtener una orden civil de no contacto o una orden de protección. La asesora legal también puede acompañar a la/el sobreviviente a citas y juntas con el sistema judicial.

Además de los servicios que Mujeres provee directamente a sobrevivientes de asalto sexual, Mujeres educa a la comunidad y provee entrenamientos a otros individuales que ayudan a sobrevivientes, tal como la policía, líderes de iglesias y profesionales médicos. Un entrenamiento de 42 horas que es certificado por la Coalición de Illinois En Contra del Asalto Sexual (ICASA por sus contraseñas en Ingles) es proveído para cualquiera interesada/o en convertirse en voluntaria/o del programa.  Asistencia está disponible las 24 horas a través de la Línea de Crisis de la Cuidad de Chicago al (888) 293-2080. 

Para obtener más información sobre el Programa de Abuso Sexual, póngase en contacto con Maritza 773-890-7676 o maritza@mujereslat.org